Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Blog​

Botón rechazar cookies: ¿Libertad o Negocio?

Media Diamond
·
Tabla de contenidos

Los cambios en la legislación de las cookies está a la orden del día desde el 11 de enero y desde este momento vas a ver el botón de rechazar de cookies en muchas web. Pero antes de centrarnos en esta ley y sus recientes cambios, vamos a ponernos en contexto para entender qué son las cookies, de qué punto partíamos y a dónde se ha llegado con esta última actualización de la legislación.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de datos que recopilan información sobre los usuarios y se almacenan en el navegador web cuando visitamos una página.

Pueden ser temporales (se borran al cerrar el programa) o permanentes (permanecen hasta que el usuario las elimina manualmente). Además, pueden ser del propio sitio web o de terceros con los que se ha llegado a un acuerdo. Algunas cookies son necesarias para habilitar elementos de seguridad o completar procesos de compra, mientras que otras se utilizan para recordar datos de inicio de sesión o preferencias de idioma.

Es muy importante saber que para que las cookies puedan recoger estos datos, es necesario que el usuario las acepte previamente. Es en este punto donde ha intervenido recientemente la Agencia Española de Protección de Datos.

>> Te puede interesar: Servicio de Analítica web

Guía de la AEPD sobre la legislación de uso de Cookies

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha actualizado su Guía sobre el uso de las cookies para adaptarlas a las Directrices 03/2022 sobre patrones engañosos del Comité Europeo de Protección de Datos (CEPD). Esta versión de la guía establece nuevas directrices sobre el uso de las cookies, que deberían haberse implementado antes del 11 de enero de 2024.

Los aspectos clave en la actualización de la Ley de Cookies son:

  1. Botón de “rechazar cookies” en la primera capa: Hasta ahora, los usuarios podían elegir entre aceptar o rechazar las cookies, pero estaban “forzados” a aceptarlas por la dificultad que requería realizar una configuración manual para poder rechazarlas. La nueva legislación establece que las opciones de aceptar o rechazar cookies deben tener botones similares y mostrarse en el mismo nivel, sin que sea más complicado rechazarlas que aceptarlas.

La guía proporciona ejemplos sobre cómo deben mostrarse estas opciones, incluyendo indicaciones sobre color, tamaño y ubicación.

  • Cookies de personalización exentas de consentimiento: En la Guía de Uso de cookies para herramientas de medición de audiencia de la AEPD, se establecen condiciones bajo las cuales las cookies utilizadas para obtener estadísticas de tráfico o rendimiento pueden estar exentas de consentimiento:
  • Las cookies deben tener una finalidad estrictamente limitada a la medición exclusiva de la audiencia, como ocurre con las audiencias de televisión, del sitio web o la aplicación. Esto significa que su uso debe ser necesario para proporcionar el servicio y no debe extenderse más allá de este propósito.
  • El tratamiento de datos a través de estas cookies debe ser realizado únicamente en nombre del editor y debe producir datos estadísticos anónimos, no se deben utilizar para identificar a los usuarios individuales.
  • Las cookies exentas no deben permitir que los datos se cotejen con otras operaciones de tratamientos ni que se compartan con terceros.
  • Estas cookies no deben permitir el seguimiento de una persona a través de diferentes aplicaciones o sitios web.

Por lo tanto, si el propio usuario toma decisiones sobre cookies de personalización (por ejemplo, elegir el idioma del sitio web o la moneda para transacciones), estas se consideran cookies técnicas y no requieren consentimiento. Sin embargo, cuando el editor toma decisiones sobre cookies de personalización basándose en la información del usuario, se debe ofrecer la opción de aceptar o rechazar las cookies.

  • Muros de cookies: El tercer aspecto clave sobre la ley de cookies establece que el acceso al servicio y sus funcionalidades no puede estar condicionado a que el usuario acepte el uso de cookies. Esto quiere decir que, si la no aceptación de las cookies impide el acceso al sitio web o a la utilización total o parcial del servicio, el editor debe informar al usuario y ofrecer una alternativa de acceso sin necesidad de aceptar las cookies.

En este punto, la legislación no especifica que esta alternativa tenga que ser gratuita. Por lo tanto, muchas webs han implementado un modelo de pago para rechazar las cookies y así evitar que caiga la tasa de consentimiento. Es decir, si un usuario no desea aceptar las cookies se le ofrece una alternativa, pero a un coste. Esto ha generado controversia y una gran variedad de opiniones entre los usuarios, ya que se ha establecido una ley que garantiza la privacidad y la libre elección del usuario para aceptar o rechazar las cookies, poniendo el botón de “rechazar cookies” en primera capa, pero a su vez permite que para poder rechazar estas cookies sea necesario hacer un pago, convirtiendo así la nueva legislación en un negocio.

Con este nuevo paradigma actual al que hemos llegado, cada vez más webs buscarán la forma de evitar que los usuarios rechacen sus cookies, ya sea mediante un pago u otras soluciones, por lo que se abre un importante debate sobre la privacidad de los usuarios y el equilibro entre libertad y negocio.

Ángela Algaba

Últimas entradas

Blog corporativo: qué es, sus características y cómo lograr que triunfe
Sí, a nuestra empresa también le han intentado hackear la cuenta publicitaria de META
Botón rechazar cookies: ¿Libertad o Negocio?
¿Qué es un GRP? ¿Cómo optimizarlo?
Actualizaciones del algoritmo de Google: Qué son, cuándo son y cuántas hay
¿Qué es UX Writing y por qué es importante para tu proyecto digital?

Categorías

Suscríbete a nuestra newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *